27. Imagina que duermes mejor y vas a dormir mejor

Tienes que decirte a ti mismo que tendrás una buena noche de descanso. El poder del convencimiento es muy fuerte, dicen los expertos. Hay que convencerse de que uno duerme bien y lo seguirá haciendo