06. ¿Está su hijo descansando lo suficiente?

Cuando los niños llegan a la adolescencia, pueden comenzar a dormir menos. La realidad es que muchos niños, cada vez, duermen menos, cuando lo recomendable es que duerman entre 8 y 9 horas diarias.