29. Fatiga inexplicable

El agotamiento puede ser una señal de que no consigues dormir bien. Si nada de lo anterior ayuda a que te sientas descansado, hay otros factores que debes tener en cuenta: puedes estar anémico, tener diabetes o sufrir de fibromialgia. Es importante que consultes a tu médico.