15. No comer a medianoche

No comas nada si te despiertas a medianoche. Saltarte comidas o comer desordenadamente te puede llevar a esos ataques de medianoche.